Suscríbete a Estilo y Moda
Por RSS | Por email

El arte del perfecto anfitrión

Vestir una mesa, estar atento a la copa de tus invitados, cuidar los detalles e incluso la iluminación harán que tus veladas se recuerden siempre.
31
de octubre de 2014
0
El savoir faire y el cuidado de los detalles harán que cualquier velada o evento que prepares en tu casa sea recordado. Por eso es importante seguir unas nociones básicas de protocolo, con las que conseguiremos que nuestras fiestas sean únicas:

1. Planificación
Una comida o una cena puede ser normal, o puede ser fabulosa. Si tenemos previsto realizar un encuentro en nuestra casa deberíamos de dedicarle un poco de tiempo a la planificación, de esta manera disfrutaremos mucho más de la cita, tanto nosotros como nuestros invitados.

2. La elegancia como la reina de la mesa
Una mesa bien vestida es parte del éxito de una comida. Es el momento de lucir la mejor vajilla, que junto con los cubiertos y la cristalería serán los máximos exponentes de la presentación en la mesa.

Es importante buscar combinaciones armoniosas. Por lo general, el mantel siempre será de color suave, siendo en una mesa el blanco el color de la elegancia por excelencia. La vajilla puede tener varias tonalidades o un motivo discreto que permita conjugarla con el color del mantel.

3. Revisar individualmente cada elemento
Esta revisión previa nos evitará sorpresas una vez sentados. Esta labor puede llevar su tiempo pero es muy importante.

4. Detalles decorativos
Arreglos florales y otros elementos decorativos reflejarán la personalidad y el gusto del anfitrión. Tienen que ser discretos para no tapar la vista de otros invitados y permitir realzar visualmente la presentación de los elementos de base utilizados para la ocasión.

5. Escoger los cubiertos adecuados
Dependiendo del menú tendremos que usar un tipo de cubiertos u otro. No hay que olvidar que la correcta colocación de los cubiertos en la mesa va en función del orden de platos y su utilización para comer parte del sitio más lejano del plato hacia el más cercano. Los cubiertos de postre son la excepción y se sitúan en la parte superior.

6. Cada uno en su sitio
Para indicar a cada comensal donde tienen que sentarse podemos poner al lado de cada plato una tarjeta con el nombre del invitado. Este sencillo detalle hará que el invitado se sienta importante.

7. Iluminación
Una iluminación adecuada es parte fundamental de la ambientación. Se recomienda el uso de una luz más bien tenue. El uso de candelabros con velas en la mesa sólo es para la noche y si los ponemos tenemos que estar atentos para que estén encendidos siempre.

8. El papel del anfitrión
Un buen anfitrión tiene que rellenar la copa de sus invitados siempre que ésta esté vacía. Además, siempre hay que estár atentos por si el comensal quiere repetir plato, o por si se ha quedado sin pan.

Otro tema importante es la conversación, que siempre debe de ser interesante y amena, los temas polémicos pueden acabar en tensión, por lo que es bueno pensar previamente algunas conversaciones que puedan ser divertidas y en las que todo el mundo pueda participar.

Por último, si alguno de los invitados llega con un detalle como una botella de vino o un postre, el anfitrión no deberá de dejarlo olvidado. En caso de ser un vino lo servirá durante la comida o la cena, y en caso de tratarse de un postre lo servirá al final, dándole la misma importancia que al postre que ya tuviera preparado.

Artículos relacionados
Comentarios
Usuarios
E-mail:
Clave:
Recordar este usuario

[ Cerrar esta ventana ] 
cargando
Estilo y Moda
Tu portal de moda, noticias, complementos, agenda... Descubre con nosotros las tendencias que se ponen de moda y marcan la temporada.
Suscríbete a Estilo y Moda:
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información